Search

La estación de cabritos llegó

¡Finalmente! La época especial y anhelada ha llegado. ¡Nuestras primeras crías de cabras aterrizaron esta semana! Todos están muy bien a pesar del clima helado y terrible que hemos experimentado hasta ahora con el fenómeno del Polar Vortex y Blue Norther.



Luna se convierte en madre por primera vez


Nuestra querida Luna, la súper dulce y amistosa cabra que se convirtió en la mascota de Tusculum College TN el verano pasado, ¡Es oficialmente una madre! Ella parió gemelos el domingo pasado.

Para decirles la verdad, había estado revisando todas las señales de advertencia para saber qué cabra iba a comenzar parto primero. En mis cálculos, deberíamos haber esperado que los primeros bebes llegaran el 6 de marzo. Sin embargo, el domingo por la mañana, mientras nos subíamos al automóvil para ir a la iglesia, me di cuenta de que Luna se estaba separando del hato y estaba acostada en un lugar inusual , la temperatura exterior era de menos 3° C definitivamente no estába mal para un día de invierno, así que suspiré y arranque camino. Durante el servicio, honestamente no pude concentrarme en el sermón, mi mente estaba nublada con pensamientos como ... "Todavía necesito comprar algunos suministros de emergencia de la tienda de agropecuaria en caso de que tengan complicaciones en el momento del parto" y continuó hasta el punto de que, tan pronto como regresamos al auto, hice que Mayah nos llevara directamente al agrocentro para obtener esos extras que no tenia como: guantes OB y ​​lubricante en caso de que necesitara colocar al bebé en la posición correcta .

El viaje se sintió como una eternidad, aunque solo duró 30 minutos, pero estaba en agonía esperando que la sensación de que Luna estuviera pariendo fuera incorrecta. Cuando llegamos, ella no estaba en ningún lugar para ser vista, así que me apresuré hacia la casa para agarrar una chaqueta, botas de caucho y corrí para encontrarla. ¡Y allí estaba ella! Dentro de una de las chozas de refugio con dos hermosas crias y todo limpio! Llegó Mayah y pudimos atraerla al interior del establo mientras cargábamos a sus bebés. La noche anterior yo había dejado los puestos limpios con aserrin nuevo, casi como si supiera lo que se avecinaba ... ¡No puedo decirles lo felices que estamos! ¡Miren a estos bebés!

#Usaquengoats



 

El lunes llegó con terribles temperaturas de -14° C y vientos de 16 km/h. ¡Sí! Hacía mucho frío, me acurruqué toda la mañana con los bebés y cuidé a mamá Luna. Todas las otras cabras estaban en el campo pastoreando, así que entré para trabajar en la computadora un rato. Tengo una vista perfecta del comedero de las cabras desde el área de mi oficina, de pronto miré por la ventana y no pude ver a Gengibre, así que llamé a Jimmy al trabajo para decirle que sospechaba que ella también podría estar en trabajo de parto. Agarré un abrigo, sombrero, guantes y salí a buscarla. Justo cuando abro la puerta, ¡Dixie la mayor de las cabras comienzó a dar a luz a sus bebés! allí mismo en la entrada del campo, yo no podía ver a Gengibre a simple vista, así que esperé a que Dixie limpiara la cara del bebé para asegurarme de que se estaba respirando, lo recogí con cuidado y lo llevé a una de las chozas, ella me siguió adentro y continuó limpiando a su bebé. Entonces, comencé a buscar a Gengibre y ella estaba en otra choza empujando y tratando de dar a luz, así que corrí de regreso a Dixie y allí estaba ella limpiando la segunda gemela. ¡Dios! tanta emoción a la vez !! Logré grabar a Gengibre dando a luz a sus gemelas. Me compuse y llevé agua tibia y una mezcla de alfalfa y alimento dulce para las nuevas mamás, estaban felices de comer y beber, ese simple gesto les ayudó a concentrarse en terminar con la limpieza de los bebés. Luego, rápidamente llamé a Jimmy para pedirle que viniera a ayudarme con esta tarde tan frenética ya que Mayah generalmente tiene compromisos después de la escuela y alguien debería llevarla, le envié un mensaje de texto a Mayah y le pedí que tomara el autobús a casa junto con un par de fotos de los bebés. Ambos llegaron a la casa casi al mismo tiempo y nos las arreglamos para mover a las cabras a los establos y a todos los demás animales, ya que hacía mucho frío, el viento soplaba tan fuerte en ese momento que no podía sentir mis manos o dedos de los pies. Jimmy llevó a Mayah a sus actividades y regresó para ayudarme a pesar los bebés y sanear sus cordones umbilicales.



 

Martes otro gran día, estábamos cansados. Despertarse y ponerse en marcha por la mañana fue un lastre, el pronóstico del tiempo fue otro día brutalmente frío. Rezé para que nuestra última cabra embarazada no diera a luz a los bebés en ese clima y fui al establo para sacar al resto del hato a pastar, me refiero a todas las demás cabras sin bebés. Honestamente, no me gusta entrarlos a todos al establo; es muy pequeño 900 pies cuadrados y, aunque pude improvisar haciendo puestos adicionales para todos los animales, es un poco peligroso tener tantos animales adentro con lamparas de calor prendidas. Las cabras kiko son muy dóciles, pero usé luces de calor en los puestos con bebés recién nacidos y aseguramos esas lámparas muy bien, pero dado a que la mayoría de los incendios de establos aqui en USA se deben a lámparas de calor, me aterrorizó toda la noche. Instalé un monitor para bebés y verifiqué varias veces durante la noche que todos estubieran tranquilos y descansando. Como les decía, saque a todos a pastar hasta la ultima cabra sin parir, solo dejé adentro a las nuevas mamas con sus crias. Los observé entrar en el campo a su rutina diaria y Tanner (cabra embarazada) se estaba relajando con todas las otras actividades ... Volví a la casa para trabajar y revisé la ventana muchas veces, aún sin signos de bebés.

Llegó la 1 de la tarde y como tenía que recoger a Mayah y llevarla a su trabajo equino, decidí hacer una última carrera al campo para asegurarme de que todo estaba bajo control, anticipando que las cosas podrían cambiar en cualquier momento. Preparé una pequeña canastilla para que Jimmy pudiera manejar las cosas en la tarde cuando regresara de su trabajo en caso que Tanner estuviera pariendo y yo no estuviera allí. Le envié un mensaje de texto a Mayah y le pedí que volviera a tomar el autobús para comprarme un poco más de tiempo y proceder al campo. Bueno, mi oración no fue respondida como yo quería. Ustedes saben, cuando no está en el tiempo de Dios, no se puede forrzarlo y cuando está en el tiempo de Dios, no se puede detenerlo. Ciertamente no pude evitar que Tanner tuviera a esos bebés. ¡Sí! eso es lo que sucedió, de nuevo abrí la puerta y escuché las voces diminutas de los bebés recién nacidos, busqué a Tanner y ¡ella ya había terminado de limpiar sus TRILLIZOS!

Ella fué "increíble", calmadamente empujó a esos bebés para que amamantaran de inmediato, uno de ellos estaba muy frágil, así que corrí de regreso a la casa y tomé una toalla caliente para envolverlo y ayudar a la mamá, Mayah llegó a casa del colegio y una vez una vez más, agarramos a los bebés, atrajimos a Tanner al interior del establo y la acomodamos en su propio puesto con bebés.

Uno de los bebes no se estaba parando bien, he leído mucho sobre cómo ayudar a los bebés cuando son débiles e inestables, afortunadamente hay personas que publican sus comentarios porque pude darle un impulso de energía a ese bebé con selenio e hize que se amamantara en una hora.

Ha sido una semana muy ocupada y he aprendido muchas lecciones de lo que puedo hacer para mejorar el proceso de partos para el año que viene, por ahora estamos muy felices de compartir que a todos les va bien, los hemos mantenido cálidos y saludables. No podría estar más orgullosa de esta raza de cabras Kiko, son madres fuertes, inteligentes y tan buenas. ¡Es una bendición ver el proceso de la naturaleza, es magnífico! Me había preparado mentalmente una y otra vez para los multiple escenarios complicados que publican las personas, pero sinceramente, dejar que la naturaleza haga lo suyo y estar disponible para dar una ayuda gentil teniendo en cuenta el mal tiempo fue lo único y lo mejor que pude hacer.